domingo, 4 de agosto de 2019

¿Para qué sirve el documento política de privacidad de los sitios web y aplicaciones en internet en general?

Seguido he escuchado a gente, ajena a profesiones relacionadas con la informática, que siempre quieren exigir su "anuncio de privacidad", como si eso ya asegurara la privacidad y el tratamiento de tus datos.
Reflexión sobre el anuncio de privacidad o política de privacidad. Créditos: Make the open office open to more de unsplash.com. Photo by ROOM on Unsplash
Reflexión sobre el anuncio de privacidad o política de privacidad. Créditos: Photo by ROOM on Unsplash

Sin embargo, por lo que he visto, de nada sirven esos documentos de política de privacidad o, más bien, la gente en general ha malinterpretado para qué sirve un documento de política de privacidad en realidad.

De acuerdo a la Ley General de Protección de datos personales en posesión de sujetos obligados (LGPDPPSO), de la República de los Estados Unidos Mexicanos, en su artículo 3, fracción II, se define al aviso de privacidad como el "Documento a disposición del titular de forma física, electrónica o en cualquier formato generado por el responsable, a partir del momento en el cual se recaben sus datos personales, con el objeto de informarle los propósitos del tratamiento de los mismos;"


Básicamente lo que dice un documento de política de privacidad en general se resume en los siguientes puntos:

  • Qué datos recaban de tu persona. Normalmente tus nombres y apellidos, DNI o identificador único personal (RFC, CURP, etc.), teléfono, domicilio, etc. etc.
  • Por qué medios recaban esa información. Existen varias manera que generalmente la gente conoce: llenado de formulario, encuestas telefónicas, etc.; pero las que no conocen son por medio de tu teléfono celular a través del GPS tu ubicación en tiempo real en todo momento, los sitios web que frecuentas, todas tus publicaciones en tus redes sociales, tu cara a través de la cámara, tu voz por medio del micrófono ... la lista es aterradora.
  • Para qué utilizarán tus datos personales. Aquí viene la parte más truculenta ya que te ponen muchos terminajos raros y poco claros pero sólo para ocultar sus verdaderas intenciones de espiarte, vender tu información a terceros y analizarte para saber cuándo estás más propenso a adquirir ciertos productos o servicios (a lo que se le conoce como los datos personales sensibles), tales como ensartarte una tarjeta de crédito. Así como rastreo de evasión fiscal, etc.

Ejemplo

He recibido últimamente llamadas de HSBC conociendo mis nombres y apellidos ofreciéndome una tarjeta de crédito. Maldita sea, pero si yo no tengo ninguna cuenta bancaria con ellos. Hemos aceptado los términos y condiciones, al igual que las políticas de privacidad, de cientos de empresas, productos y servicios que no sabríamos quién o quiénes exactamente han vendido o regalado nuestros datos personales sin nuestro consentimiento.

El problema viene en la aceptación de los términos y condiciones en donde se dice, generalmente de forma descarada, que sí van a pasarle nuestros datos a terceros. Además, siempre dicen que los términos y condiciones, así como la política de privacidad están sujetos a cambio sin previo aviso. Es decir, que vale gorro haber leído detenidamente los términos y condiciones y la política de privacidad para que, al cabo de unas semanas los cambien (y esos cambios sin previo aviso los aceptamos implícitamente).

Total que la finalidad de la LGPDPPSO de proteger nuestros datos personales no sirve de nada o tienen huecos o hay una especie de contradicción. Podemos pensar, de acuerdo, el aviso de privacidad nos puede ayudar a que se mantengan confidenciales nuestros datos personales, pero si. por el otro lado, las empresas mercantiles nos dicen claramente que van a compartir sus datos con terceros, entonces no se cumple con tan finalidad.

En conclusión


Por eso digo que no sirve para nada positivo las políticas de privacidad y las empresas siguen haciendo con nuestros datos personales lo que se les da la gana al amparo de los boquetes que existen en las leyes o la jurisprudencia.

Para lo que sirve en realidad, es simplemente para estar informados de qué uso se le va a dar a nuestra información de datos personales. Peor aún, cuando tienes que hacer uso de los servicios o productos sí o sí y no tienes de otra más que aceptar.

Referencias

Ley General de Protección de datos personales en posesión de sujetos obligados

No hay comentarios.:

 

Tags